miércoles, 31 de diciembre de 2014

ACCIDENTE EN GORBEA (1482) CON RESCATE EN HELICOPTERO


En mis planes de cierre del 14 y entrada en 2015, estaba volver al doblete Gorbea - Ganekogorta en solitario en dos mañaneras, a priori sencillas para mí y como pequeño entrenamiento para el Camino Baztanés ampliado hasta Logroño (220 kms.), previsto para iniciarlo el día 2 a las 5 h. El mal arranque del coche del día 26 al regreso de Pozoportillo, no me da confianza de que me pueda dar problemas para el regreso de la muy baja temperatura (-5º) al aparcarlo antes de Pagomakurre, por lo que como digo la víspera en casa, me suponen en el Ganekogorta al principio, y con los compañeros montañeros de Arrigorriaga en el Txampan Eguna cuando a las 18 h. sigo sin llegar.



A las 9 h. el magnífico tiempo me llama al Gorbea. Arranco a andar a las 10, prometiéndome hacer una mañanera o algo más, pero de paseo, disfrute, fotos y charla. El día es tan extraordinario de sol y luz, que en comentario de veterano montañero y trotamundos hago dos reflexiones a varios contertulios. “Hoy va a haber muchas caídas, pero ninguna grave porque vamos todos con el mayor cuidado. No va a tener trabajo el helicóptero de rescate” Y la otra, aún citada a la última pareja de mi edad, con la que charlo de largo y dejo atrás cuando se detienen tras una pequeña caída antes del paso de Aldape, que les asusta más. “En el descenso sobre todo, no se puede bajar la guardia ni medio segundo”


A las 11,28 h. la sombra del gancho del helicóptero está junto al primer rescatado, tras el paso de Aldape. (Foto Per Bat)




11,32 h. El helicóptero  acaba de iniciar hace un minuto el traslado del primer rescatado (Foto Per Bat)

En la primera, con dos rescates en cuatro horas, no tengo futuro como adivino. En la segunda, no he bajado la guardia. La caída es en décimas de segundo, casi en quieto y de espaldas. El pasador  final (del tamaño y peso de una avellana pequeña y vacía)  de la cinta que sujeta el gorro, doblado y depositado en el interior de la trasera de mi veterana chamarra Karhu,  en el impacto con el suelo se clava en mis costillas 9 y 10, una casuística tan increíble como cierta. Dos días después lo puedo comprobar. Además seguiré con esa “avellana clavada” en la camilla rígida metálica  tanto  a hombros de los porteadores que me tienen que sacar a más de 150 metros, como en el helicóptero y en la ambulancia hasta “boxes”  del Hospital de Galdakao.  
A mediodía de Añonuevo, aún  en las 24 horas  aceptables tras salir de “Urgencias” escribo personalmente un “comunicado” en mi cuenta Patxi Egia (Per Bat) de Faceboock. El “infierno” vuelve después, ya sólo de dolor físico y de inmovilidad, porque el objetivo inmediato planificado, puede posponerse.




"Ayer subí a la clásica del Gorbea (1482), como vengo haciéndolo desde hace varias décadas. Extraordinario día, con alguna dificultad por la nieve desde 1000 m., las abundantes y extensas placas de hielo y los -5º en la Cruz (cima), que une los territorios históricos de Araba y Bizkaia.

A las 11,30 veo y retrato en directo el 1º rescate de herido (64 años)) en helicóptero, tras el paso de Aldape. Lo que menos me imaginaba, que tres horas y poco después iba a volver a por mí. Tras terminar en el regreso el mismo paso, una caída tonta me fracturó dos costillas y dejó inmóvil total. Casualmente caminaba al lado de una pareja de la Cruz Roja (voluntarios), que lo vieron y en segundos me atendieron extraordinariamente. Inmensas gracias, CRUZ ROJA, porque ayer igual me salvasteis de una posible muerte por hipotermia en pocas horas.





No cito sus nombres, porque así me lo pidieron. Eso aún les hace más grandes. Ayer quizás salvaron dos vidas más, en el mismo lugar y en tres horas, de las muchísimas que llevan en tantos años de trabajo altruista y anónimo.





A las 17h. salía con el alta del Hospital de Galdakao por mi propio pie y marchaba a casa en el Bizkaibús, con un  buen "chute" farmacéutico, claro. Rapidez y eficacia en el trato y en el diagnóstico... y en el idioma que entendemos "el pueblo". Muy doloroso y recuperación lenta, pero no hay gravedad. ¡Eskerrik asko, Osakideza (Sanidad de Euskadi)!  En mi caso, el funcionamiento no ha podido ser más rápido y eficaz, con la extraordinaria coordinación entre los dos entes citados más la Ertzaintza (Policía Vasca)"





Pero además de esta “crónica de sucesos”, debo contar alguna de las alegrías, que han sido muchas, de las disfrutadas en la “clásica” del Gorbea.



Tras Eguiriñao, baja ya de hacer la Cruz Maider, 8 años, de Mungía, acompañada de su aita… y no parece cansada. Será la más joven que veo y hablo en esta “clásica” montañera. Edurne y Eider, 22 ambas y  de Getxo, suben con rapidez y seguridad tal la última pala, cuando yo desciendo con la mayor precaución, que no puedo dejar de felicitarlas… “Pero si es la primera vez que subimos al monte… bueno antes una vez al Pagasarri”  “Pues vaya madera de montañeras que tenéis para explotar” les contesto y parece gustarle la frase.


A las 13,15 h. llego a la Cruz tras una ascensión prudente, distendida y disfrutando durante 3,15 horas.


13,28 h. Los pantanos de Alava y la Sierra de Aitzgorri casi los “tocamos” con las manos.

Y otra pareja, un rato después subiendo la pala  al final del Eguiriñao… Son Mikel y Kerman, 11 y 12 años y de Getxo. “Nuestros aitas nos han dejado  donde han podido aparcar, mucho más abajo de Pagomakurre, creo que va a hacer tres horas… Hacemos mucho monte y… (en inglés, algún sucedáneo de esquí) en Alto Campó y Valdezcaray”.  Deportistas, valientes y abiertos los chavales, que cien metros más arriba me gritan con educación e ilusión “Querer es poder”, aludiendo a mis ánimos y filosofía que les he resumido unos minuto antes.


14,44 h. Mi última foto de 2014, segundos antes de la caída. El paso de Aldape, ya sin gente que era tarde, en sombra como todo el día. Yo bajaba por la senda de arriba.La pareja de la Cruz Roja  (Susi y El Calvo) me ven caer y corren a atenderme. A la mala suerte de una caída muy excepcionalmente siniestra, se sucede de inmediato la suerte de producirse delante de los mejores profesionales y altruistas en estos accidentes. Y esta foto también puede ser la última  con este móvil, que salió disparado y me lo rescataron envuelto de nieve y mojado… y ha quedado muy limitado en sus funciones.
Mi rescate. Foto bajada de Facebook "Cruz Roja Bizkaia", publicada el 2.01.15 (15,30 h. aprox.)
                                                                   

Mi veterano “compañero”, vehículo  Nissan, ya casi dos décadas subiéndome al acercamiento al Gorbea en este día, hoy me ganará… quedándose a pasar su primera Nochevieja en el helado Gorbea. Al día siguiente, ya en otro año,  dos montañeros para mí de élite aunque no se prodigan en los medios ni suman ochomiles, Txus Ureta y Zigor Egia, lo rescatarán al mediodía en perfecto estado.









jueves, 18 de diciembre de 2014

MARATON ANDANDO POR EL GRAN BILBAO (42,195 KMS.)

De nuevo me salgo del tema montañero. Es por un buen deporte, en mucho su hermano gemelo. También por un nuevo reto, que me aporta algo de la historia de la Bizkaia industrial en la que vivo desde hace 38 años y que os quiero enseñar. Lo de maratón ha resultado por simple casualidad, al haber sido la distancia recorrida andando, de amanecer a anochecer, de Bilbao a Arrigorriaga, pero pasando por el mar Cantábrico. Ida por la margen izquierda de la Ría y regreso por la derecha.

A las 8,35 llego en el Bizkaibús a Bailén, enfrente de este "cuadro" del siglo XIX, que en su estilo es un edificio único en el Bilbao del Ensanche. Pedro J. Molina, que será hoy mi maestro y cicerone, ya me espera en el Puente del Arenal. Pero, dejemos que "hablen"  las fotos, la hora en que las he sacado y  algún comentario del lugar con algo de la historia que lleva dentro.



 
8,38 h. La estación de  FEVE a Santander
8,54 h. La araña del Guggenhem. Por donde hace dos décadas pasé tantas veces en el ferrocarril camino de Deusto, hoy un cómodo paseo invita a andar junto a la Ría.
9,23 h. La Ría en Botica Vieja. Antes aquí cerca estaba el puerto franco.
9,33 h. El azul grisáceo y luminoso no nos oculta una grua enorme

 
9,39 h. Algunas cosas apenas han cambiado en Zorroza.
 
 
9,59 h. Estación de 1902, compartida con la de Renfe durante varias décadas, para dotar de carbón de La Robla a las industrias de la Ría, actualmente en servicio Cercanías Renfe Bilbao-Muskiz.
"Junto con Enekuri, el barrio de Lutxana se extiende hasta el otro lado de la ría, hasta Barakaldo, precisamente, puesto que el toponímico proviene de ese municipio.  Tanto en una margen como en la otra, hubo sendas torres unidas por cadenas para defender la ría de Bilbao, es decir, el río Ibaizabal. Las levantó el Canciller de Ayala en el s. XVI. Y la de Barakaldo tenía forma de castillo. La terminación '-ana' del toponímico Lutxana aparece también en otros de Bizkaia  (Lemona, Sopelana, Lejona...) y significa propiedad". 

10,30 h. Barakaldo, zona de Lasesarre.
 
10,55 h. Sestao fabril. Millones de pisadas de trabajadores en este viejo túnel, que sigue casi igual.
  
11,10 h. El horno número 1 de Altos  Hornos  se mantiene así en Sestao
 
Y Pedro, montador y experto profesional en plataformas y más, me abunda en detalles de éste y varios hornos más en los que ha trabajado en vivo y en directo, con lo que me hago una pequeña idea de las muchas variables de fundido, según la materia prima, los tiempos y las finalidades del producto final. Antes hemos pasado por lo que queda de la Naval de Sestao (la única fábrica que aún resiste desde la década de los sesenta, en  nuestro paseo de hoy) , en la que inicié mi vida laboral y cotización a la Seguridad Social el 16 de enero de 1966, con sólo 17 años. 
 

11,19 h. Arte marinero menor.

11,29 h.  Puente  Bizkaia, Patrimonio de la Humanidad.
 
11,38 h. En Santurtzi hay mucho más que sardinas.
 
Desde mi dormitorio de Arrigorriaga hay unos 30 kilómetros de río Nervión (nombre discutible y discutido con el de Ibaizabal) y ría de Bilbao, hasta el Mar Cantábrico en Santurtzi. Lo de ría, porque era navegable  antaño hasta el viejo Ayuntamiento, que entonces estaba anexo a la Iglesia de San Antón. Pero eso era cuando la pequeña Villa de don Diego aún tenía murallas, que empezó con tres calles y luego creció hasta siete, allá por 1300... y pico.
 
11,39 h. Contrastes en Santurtzi.
12,58 h. pasamos a Las Arenas (municipio de Getxo, que con 90.000 personas es el 3º mayor de Bizkaia), en la barquilla del Puente Colgante, que no es el de la vieja canción bilbotarra.
13,31 h. El Serantes (451 m.) desde la margen derecha.
13,56 h. Muestras residuales de la riqueza de la zona en otra época.
 
14,20 h. en la Ría, en poco kilómetros, trabajaron en la siderurgia, metalurgia y navales más de 50.000 personas en la década de los sesenta. Per Bat también inició aquí su vida laboral y de cotización a la Seguridad Social el 16 de enero de 1966.
 
14,20 h. Retorno a Bilbao por Elorrieta. El puente de Rontegi, tan polémico como necesario en las recientes comunicaciones.
 
15,07 h. Deusto, Parque de Sarriko.
El hoy popular barrio de Deusto, tercero en población de los del municipio de Bilbao, es  mundialmente conocido por su Universidad, que es de los jesuitas. En la canción jatorra de los txikiteros se ensalzan "los tomates de Deusto"... Yo quiero recordar que hasta 1923 fue municipio independiente. Y que ese portón de la foto fue el de la entrada a un palacio importante hasta que llegara la Universidad, la que aquí llamamos de Sarriko para distinguirla de la otra ya citada, más elitista y veterana. 
 
15,27 h. Palacio de Congresos de Bilbao, hasta hace pocas décadas Euskalduna, la gran fábrica de barcos en Abandoibarra (casi en el casco urbano bilbaíno), de la que a mi generación y para la historia también queda el recuerdo de la larga defensa "numantina" que los trabajadores hicieron de sus puestos de trabajo a pedradas y con tiragomas contra la policía,(entonces "los grises"), parapetados y armados hasta los dientes.
 

15,31 h. Otra vista, menos negra pero no menos polémica, del Euskalduna de hoy, que según el díscolo arquitecto, refleja "perfectamente" (?) la fábrica y riqueza que fue.
 
15,31 h. La grúa Carola  ha quedado como signo del trabajo y del esfuerzo de aquellos años. La leyenda de su nombres es tan creible como increible.
 
15,41 h. el museo Guggenheim es la nueva foto del Gran Bilbao.
 
16,09 h. la Catedral de Santiago en el centro del Casco Viejo. También ha "sufrido" muchas modificaciones, y no todas muy afortunadas.
 
16,59 h. En el viejo barrio de Atxuri...
"Es la iglesia de la Encarnación. lo que se ve a la derecha (y detrás de la iglesia) es, actualemente, covento de Dominicos y anteriormente fue Vicaría (no convento) de monjas dominicas. Lo de la derecha, un nuevo parque en la zona, cuesta conocida como El Bosque. Arriba es Santutxu. Justo detrás de la iglesia, en un nivel más alto, está el polideportivo de Atxuri, pequeño pero muy majo... es una zona recuperada con una vista de Bilbao, desde arriba, que a mí me parece de las más bonitas y muy diferente de las clásicas. La iglesia es del s.XVI, de un estilo un tanto peculiar, vasco-gótico según dicen. El lateral de la izquierda tiene una balconada cerrada de madera que le da un aire muy peculiar y la pared de atrás con su rosetón sobre el altar merece alguna foto.
 
"Pues eso...de la plaza, a la izquierda hacia arriba llegas a la calle Ollerías. Mi aitite y mi padre vivieron allí." Pedro Jesús Molina, me lo cuenta coloquialmente y así lo escribo. Gracias por la colaboración.
 
 

 
16,58 h. La vieja entrada a la urbe, que viene de España por Orduña, importante aduana en su día, ya no puede ser más apretada (bueno este ferrocarril  va a Donostia y Francia)... y  eso  que en 1962 al ferrocarril que llegó de Castejón lo metieron por debajo de tierra para finalizar su rercorrido de 240 kilómetros en Abando, municipio que fue anexionado al de Bilbao en...


17,13 h. Y La Peña, barrio superpoblado iniciado  antes de 1960 en chabolas por la necesidad de los inmigrantes venidos de allende España, y que hoy mantiene excelentes servicios y aparenta ser un buen barrio para vivir.
 

17,37 h. Lo que queda de Santa Ana de Bolueta, recientemente derruida después de más de 150 años de trabajos de fundidición, probabldemente la más antigua de Bilbao.
 
17,31 h. Para el futuro, estos "dedos" en Bizkaia les "contarán"a las sguientes generaciones el gran pasado industrial de Bizkaia.
 
Y la luz se me oculta para las fotos en Bolueta. Pero no  para seguir caminando, atravesar Basauri y llegar a las 18,45 h. a subir andando hasta el cuarto piso de mi domicilio, a unos 60 msnv. Un maratón sin haberlo programado, no homologable como tal disciplina deportiva por el tiempo empleado, pero mucho más importante para mí en la parte de aprendizaje cultural, industrial y de historia, sin pasar por alto las ocho estupendas horas de buena compañía con un viejo y casi coetáneo amigo que conocí en Amurrio allá por 1965.

jueves, 27 de noviembre de 2014

A POR SETAS A LA GR1 EN SALCEDILLO (1300)

Acepto la oferta de un setero... aunque sea para el día  siguiente de una buena paliza montañera por un serio dosmil con más de ocho horas caminando en la soledad desconocida.



De nuevo salgo de noche, para estar a las 8,30 cerca del Monte Mayor, en Salcedillo-Brañosera. Hoy lo hago con Juanma (32), un parado con inquietudes y muchas ganas de trabajar, de cultura y de deporte. Su padre le ha enseñado un poco del mundo de las setas. El aprende practicando.  Y puede coger tantas que se permite buscar como prioridad sólo los boletus edulis.
 
La amanita muscaria nos busca a nosotros... y nos encuentra en seguida.
Hay niebla y mucha humedad en el Monte Mayor. Un paisaje otoñal que me  gusta. Huele a agua fría en pocas horas. La temporada de setas ya está pasándose. Vemos varios boletus edulis, pero ya no están en condiciones. Por contra, la lengua de vaca está excelene y hay para justificar la mañana.
 


Boletus Edulis: el aspecto y el tamaño no son de exposición, pero me la he cenado muy muy a gusto.
El paisaje, la charla, la compañía, el lugar ya habitado hace más de dos mil años... a mi me cautivan. Las casi cinco horas de paseo y cerca de 15 kilómetros pateados me han templado de nuevo los músculos.


 
¡Una piedra de molino! Increible el lugar y cómo se ha camaleonizado con la naturaleza. La analizo atónito, la retrato pero sin tocarla para que no despierte de sus largos siglos durmiento... Investigo varias horas los alrededores, no encuentro razón, dada la altura y carencia de arroyos en su amplio entorno.

En el amplio bosque, mayoritariamente de hayas, en un momento se nos abre la vista de Salcedillo

Recorrer un tramo de la GR1 por este bosque  casi encantado, me parece otro privilegio en esta  mañana.

Y hemos encontrado hasta el pequeño lago en la alta montaña. Ha sido otra satisfacción añadida.

 Si algún día recorro a pie la GR1, ese sendero histórico que une el Mediterráneo con el Atlántico (desde las ruinas del puerto de Ampurias en Gerona hasta Fisterra en Coruña), objetivo que mantengo entre mis planes, volveré a pisar esta senda en el bosque de Salcedillo y a pasar al lado de la rueda de molino que se ha homogeneizado con la naturaleza.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

PICO LEZNA (2208) desde el pueblo de LORES (1214)

Cada estancia en las tierras palentinas procuro subir a sus alturas montañeras y ahondar un poco más en el conocimiento de sus gentes y sus pueblos. Y lo de hoy, tanto la montaña hollada como el pueblo visitado son nuevos en mis viajes.



Las 8,30 h. son una buena hora para apagar el motor del coche en la plaza del  bonito pueblo de Lores. Amanece con nieblas, que en los 46 kms. recorridos no me auguran el mejor día, y mucho menos para dedicarlo a una zona montañera poco marcada, una montaña muy solitaria y un acercamiento largo.
Ermita de San Roque, en el núcleo urbano y parte alta de Lores, que ahora hace de parroquia.
No me convence el inicio y salida por la parte alta y oeste, porque abajo no hay nadie para preguntar. Busco humo para retroceder y preguntar. Los albañiles acaban de empezar a trabajar en el raseo de una fachada. Jose Manuel Cosío, el ganadero, va a trabajar a su granja. Me confirma que iba bien y me indica varios detalles del largo recorrido que me espera. Le sorprende mi valentía por el día que viene y el desconocimiento del terreno y... "¡que está muy lejos y con niebla  igual cerrada. La semana pasada una pareja joven no lo consiguió y lo pasó mal!".  Salgo otra vez a las 9 h.


La primera hora y media se va ganando altura por el barranco de Gerino. Los colores del otoño son extraordinarios...
Al de hora y media se llega a una inmensa pradera (Collado Tañuga 1706 m.),  donde,según me dicen después, en primavera y verano es un vergel inmenso de animales. De entrada tres rebecos/venados huyen de mi presencia. Luego, en tres ocasiones más, cuento hasta 23 a los que asusta mi presencia en la  hoy solitaria montaña.

Aquí se entra en Collado Tañuga, donde Lores ya pierde su terreno. En la vista hacia el Este, que no hay que seguir,  retrato a dos rebecos en su huida de mi presencia.

Subiendo algo más a la derecha de la línea verde y bajando por la roja (ambas a ojo y sin plano), invierto 8h.30m. con una hora en la cima y paradas para fotos, orientarme y atravesar un río cerca de Coto Redondo.

Esa mancha blanca en medio de la pradera, sorpresivamente es... una caravana, que la veré mejor al bajar. Para mí, es la sorpresa (negativa) de la jornada.

El desvío exagerado a la derecha y las dudas de cual será la cima (la niebla y otras cimas menores me la ocultan) me obligan a zigzagueos y suelo muy hostil (barrizales, pedreras, escobas...). Sólo cuando, ya en la cima (13,15 h.) abró el buzón y leo la placa de 1978, una ráfaga de satisfacción inunda mi cerebro.

Piso la primera nieve de esta temporada a las 12,27 h. sin saber  aún qué cima voy a hollar 48 minutos después.


13,15 h. "una ráfaga de satisfacción"
  
Al lado, ya con el manto invernal, los "tres grandes" de la Montaña Palentina, Curavacas, Espigüete y Peña Prieta, viejos conocidos de este humilde montañero.

  
La soledad de esta cima y la morrena calva por su ladera N. (en dias claros´) la hace fácil para orientarse y para ascenderla.

Caballos, rebecos y perdices pardes, los animales que veo a partir de 1700m.


Sin comentarios


Me ha costado muchos minutos encontrar el mejor paso y decidirme a saltar este río. Lo he considerado el mayor riesgo puntual en la jornada  montañera.



Como agradecimiento a Carmelo, con quien aún charlo más de 20 minutos al llegar al anochecer a Lores, por enviarme varias de sus fotos preferidas de "su pueblo", ahí va ésta estampa invernal, tan habitual para ellos a 1212 m. "A mí el Lores y la subida al Lezna que más me gusta es en primavera, por la claridad y la cantidad de vida que se aprecia".







He salido de casa una hora antes de amanecer y llego una después de anochecer. Otra vez más, el teléfono móvil, sin cobertura en esas montañas, no me ha respondido para informar a mi compañera.